Cart

Cuidados de la Madera

La madera es uno de los materiales más utilizados en la decoración, que añade elegancia y belleza al hogar.

 

Además de manchas y rasguños accidentales, los muebles de madera son susceptibles a factores ambientales, tales como la luz, humedad y polvo. Aquí unos consejos prácticos para conservar sus muebles:

 

Lustrar sus muebles de madera cada semana les asegurará una buena protección del acabado contra posibles daños y hará que luzcan como nunca. Tenga cuidado con los productos muy baratos o cualquier producto lustrador que contenga silicona o alcohol. El alcohol puede dañar permanentemente las superficies de madera, igual que los limpiadores con amoníaco. Puede preparar un excelente producto en casa, combinando una parte de aceite de limón con tres partes de aceite de oliva.

Los plumeros no son recomendados para muebles de madera, ya que no limpian bien. Además, las puntas de plumas quebradas pueden rasguñar o rayar la superficie de sus muebles.

Utilice un paño suave para desempolvar. Una tela de algodón o un pedazo de gamuza son ideales. No utilice paños que estén deshilachados o enredados, ya que estos se pueden enganchar en sus muebles y dañarlos. Brochas de pintores (artistas) u otras brochas de cerdas naturales son útiles para desempolvar entre los tallados o áreas de difícil acceso.

Si necesita usar agua para sacar el polvo, hágalo pero con moderación. Cantidades excesivas de agua pueden hinchar o encorvar la madera. Para antigüedades use agua destilada.

Desempolve en la dirección de la veta de la madera con movimientos ovales y una vez que la toalla esté sucia voltéela, dóblela o cámbiela por una limpia.

Levante las lámparas en vez de rodarlas o deslizarlas a través de la mesa, así evitará rasguños y rayados en el acabado.

Muchos aceites para madera contienen aceite de linaza u otros agentes secantes. Si utiliza estos aceites con mucha frecuencia, éstos pueden crear una capa pegajosa en la superficie del acabado, que oscurece y oculta la veta de la madera.

Cuando use limpiadores para latón o bronce siempre sea precavido. La mayoría de las piezas de metal están protegidas por una laca y éstas sólo necesitan ser desempolvadas o sacudidas. Si decide lustrar las piezas de metal, lo mejor es remover estas partes.

Para quitar cera de la madera, sólo espere hasta que ésta enfríe, luego aplique hielo sobre ella. Una vez que la cera derramada se endurece y se torna quebradiza, ráspela suavemente con una espátula de plástico. Finalmente, pula la madera con una crema de pulir fabricada para estos fines y retire todos los residuos.

Al momento de comer, utilice manteles individuales y portavasos para proteger la mesa de madera,  y evitar los indeseables anillos y manchas de agua. Cuidado, porque no todos los portavasos son iguales. Los de metal pueden condensar el vapor sobre la madera y los plásticos pueden reaccionar con ciertos acabados usados para pulir o embellecer la madera. Le recomendamos los de madera con base de fieltro y cobertura impermeable para asegurar la longevidad de sus mesas.

 

La luz y los muebles de madera

Los rayos solares ultravioletas dañan el acabado y blanquean la madera por dentro. La exposición excesiva a la luz generalmente no es buena para los muebles de madera y puede causar agrietamiento del acabado de los muebles de madera y, en casos severos, el resquebrajamiento de la estructura celular de la madera.

 

5 formas de proteger sus muebles de madera de la luz excesiva

-Use protectores, cortinas o persianas durante días soleados, también considere la posibilidad de poner toldos o sembrar arbustos al exterior de su casa.

-La cinta o película filtradora de rayos ultravioleta puede usarse en ventanas, puertas corredizas de vidrio y tragaluces.

-Redistribuya o mueva sus muebles alrededor de la habitación periódicamente, así asegura que la misma pieza no absorba altos niveles de luz todo el tiempo.

-Ocasionalmente mueva las lámparas, tapetes, chales para mesas u otros objetos encima de los muebles de madera, así la madera se blanqueará más uniformemente.

-Contemple la idea de cubrir sus muebles con sábanas o cobijas, si usted va a estar fuera de casa por parte del año. No use plásticos para cubrir sus muebles, ya que estos pueden atrapar condensación y dañar sus muebles.

 

Más consejos

Para prevenir la resequedad, mantenga los muebles de madera lejos de las rejillas de ventilación de calor, radiadores y chimeneas. Si es necesario, use una pantalla térmica o que desvié las emisiones de su calentador.

Tenga cuidado al mover sus muebles. Levántelos en vez de empujarlos lateralmente, ya que esto causa tensión en las ensambladuras, especialmente en las patas. Levante las mesas por la base o patas en vez de la sobremesa, ya que ésta puede desprenderse o aflojarse.

Cuando transporte muebles en un vehículo, acueste los muebles en sus espaldas o bases en vez de apoyarlos sobre las patas.

Algunas partes plásticas de computadoras, calculadoras, teléfonos y otros productos contienen un plastificación que puede decolorar o ablandar el acabado de laca de los muebles. Siempre se debe usar un tapete debajo de estos artículos.

Es importante tener siempre presente la importancia de levantar los objetos en vez de arrastrarlos sobre el acabado.